la primavera no existe

el sol es un regalo. no olvido: se le rendía pleitesía. pero el esplendor me azora, demasiada soberbia del sol de enero. para mí la tibieza del sol en equinoccio. habemos viento, las hojas lo aplauden al pasar. salir al jardín césped tierno bajo la planta de los pies. mis plantas son mis raíces que se mueven. en el cuerpo se guarda la tibieza. dentro mío se puede ver el sol. la tierra húmeda se eleva hasta mi nariz. oleadas de verdor.

a finales de septiembre veo mejor con los ojos cerrados.

3 mentirosos:

astrid dijo...

lindo.

ataraxia dijo...

linda tú.

cibersan dijo...

Buen trabajo con este blog... felicidades!

ahi te dejo para que lo cheques:

www.medicinanatural8.blogspot.com

fer